Dicen que tras dos meses de silencio, un blog puede estar muerto o latente. Por si alguien lo dudaba, este blog sólo está latente. O dicho de otro modo, I ATEN’T DEAD.

Sigue leyendo …