Hace algo más de dos años encontré una manera de mantener las cuentas claras al dar con una aplicación sencilla de contabilidad personal que además podía acceder a través de Internet: Buxfer. Tras más de un lustro llevando un minucioso registro de mi contabilidad personal, cuando creía haber encontrado la solución definitiva, de pronto me enteré de que no todo el monte era orégano.

De la mano de un amigo, me llegó la noticia de que los fundadores de Buxfer se habían ido a trabajar para Facebook. Al par de días, cuando entré para rescatar mis datos, el navegador me advertía (con un aterrador fondo rojo) que el certificado SSL de buxfer.com había caducado. En ese momento, se disiparon mis dudas sobre el futuro de Buxfer… ¡mariquita el último! 😀

Tras varios días de búsqueda, no encontré una alternativa mejor. Esta vez, mejor significaba que me inspirara más confianza de que seguiría funcionando dentro de 5 o 10 años. La única alternativa que me gustó es MoneyStrands. Si aún quieres llevar tu contabilidad personal en una aplicación web sin preocuparte por aprender contabilidad, dejar de leer aquí y vete a MoneyStrands. En serio, si eso es lo que quieres, ve y pruébalo. Si te gusta, no leas el resto de este artículo 😉

Sigue leyendo …