Human beings make life so interesting.
Do you know that in a Universe so full of wonders they have managed to invent boredom?

Death, Hogfather (DVD).

Un gran invento, el aburrimiento. Al contrario de lo que muchos parecen expresar cuando (con desprecio) te dicen “Tú sí que te aburres”, el aburrimiento es una herramienta muy poderosa. Al menos (o sobre todo) cuando no viene acompañado del hastío 😛

Incluso con hastío, el aburrimiento puede empujarte a combatir el hastío, por ejemplo empujándote a buscar (y hacer) algo que previsiblemente te gustará, como podría ser leer. Lo interesante no es buscar formas de no procrastinar, sino buscar formas de hacerlo que puedan llevar a resultados útiles 😉

Si no te ocurre como matar el aburrimiento, te sugiero un par de cosas que me han venido muy bien para estas últimas dos semanas de gripe y cuarentena.

Leer

Dicen que la lectura es un placer solitario, pero yo no encuentro mejor compañía para leer que otra persona leyendo otro libro, o al menos otro ejemplar 😉

También hay quien piensa (sobre todo los más jóvenes) que leer es aburrido, pero eso sólo puede ser porque no han dado con la lectura correcta, aquella que produce placer y engancha. Para los más jóvenes, demasiado a menudo, la lectura correcta en este sentido suele distar mucho de la que recomiendan padres y educadores, pero mejor no vamos a entrar en esa (eterna) discusión.

El problema es, como siempre, la elección. No se puede juzgar un libro por su portada, ni tampoco por su contraportada — en ocasiones, el texto de contraportada no tiene nada que ver con el libro, como pasó con la vergonzosa contraportada de Plaza & Janés de ¡Guardias! ¡Guardias!.

La solución, en mi opinión, es recibir recomendaciones por parte de personas concretas que hayan leído el libro y a ser posible compartan tus gustos en cuanto a lectura. También se pueden recibir buenas recomendaciones de personas desconocidas o de personas que aún no se han leído el libro, pero al menos tienen motivos para leerlo. Padres y educadores no suelen cumplir estos requisitos 🙁

En los viejos tiempos te fijarías en qué lee tu gente o les preguntarías, en la actualidad… ¡lo mismo! — los tiempos cambian, los sentimientos siguen siendo los mismos 😉

Antes de recomendar libros, recomiendo probar goodreads e invitar amigos que lean. No han de leer lo mismo que tú, ya que la gracia está en descubrir (más) libros que podrían gustarte. En serio, pruébalo, podría sorprenderte el nival de actividad de tus amigos en goodreads 😉

Si no te apetece buscar libros y te fías de mí, déjame que te recomiende un par de mis autores favoritos. Sólo un par, porque yo tampoco leo mucho 😛

Terry Pratchett

En efecto, Terry Pratchett es mi autor favorito. Me encanta cómo escribe, cómo cuenta las cosas a varios niveles, cómo cada libro se puede leer varias veces —creo recordar que leí Hogfather dos o tres veces en inglés y una en español, ¿se nota que me encantó? 😛

El problema con Pratchett es, de nuevo, la elección de la primera novela para leer.

La serie del Mundodisco no tiene otro orden lineal que el de publicación. Lo malo del orden de publicación es que las primeras novelas no hacen justicia al resto, mucha gente empieza con El color de la magia y se echa para atrás. Comprensible, sobre todo si no se leen la segunda parte (La luz fantástica), ya que está muy lejos de estar entre las mejores novelas del Mundodisco.

El orden en el que se desarrollan (suceden y preceden) las novelas del Mundodisco requiere un mapa y aún quedan fuera las novelas de Pratchett que no pertenecen a la serie del Mundodisco, que también son buenas. Basándome en mi experiencia personal, recomendaría cualquiera de las siguientes novelas para empezar con Pratchett:

Otras novelas que no he leído, pero que me parecen recomendables, fuera de la serie del Mundodisco, son Nation y Buenos Presagios (escrita por Terry Pratchett y Neil Gaiman).

Enlazo a los libros en español cuando existe traducción de los mismos, pero recomiendo encarecidamente intentar leerlos en inglés. No es sólo que a menudo se pierde invetablemente en la traducción, sino que además Pratchett me parece un bueno autor para ampliar vocabulario en inglés 😉

Bill Bryson

Conocí a Bill Bryson por su obra de divulgación científica Una breve historia de casi todo, recomendado por mi hermana o mi madre, no recuerdo bien. Aunque para entonces ya me lo había leído, Terry Pratchett lo eligió como su libro favorito de la década, así que no es un libro para tomarse a broma. Sin embargo, es muy ameno, un gran libro de divulgación científica. Tras leerlo en español (regalo de mi hermana) escuché también el audiolibro en inglés y me encantó, me lo llevaría a una isla desierta 😀

Pero no es a la ciencia a lo que Bill Bryson suele dedicarse, su especialidad son las novelas de viaje. Esto es: él se va de viaje a dar vueltas por algún país o continente y luego te cuenta lo que le ha ido pasando. De todo, no tiene desperdicio, sobre todo con la su forma de contarlo 😀

Hacer experimentos

Si el aburrimiento se debe a que te sobra mucho tiempo, entonces (no sabes la suerte que tienes, c*br*n) puedes emplear ese tiempo en hacer experimentos para los que normalmente no tienes tiempo. Si no salen bien, al menos habrás pasado el rato 😉

Esta debe ser la faceta del aburrimiento que le ha ganado su reputación de peligroso 😉

Cocina

Esto se lo estoy plagiando a mi media naranja, pero como nunca escribe… pues se aguanta 😛

Lo que encuentro difícil de experimentar en la cocina con motivo del aburrimiento es el problema de los ingredientes. Muchas recetas, sobre todo las más elaboradas, requieren ingredientes que no sueles tener en casa a menos que tengas previsto usarlos. Por ejemplo, para hacer pan o cosas como el roscón de reyes se necesita levadura fresca de panadero. Al contrario que la levadura para bizcochos, la levadura fresca caduca rápido y hay que comprarla para la ocasión, pero si puedes salir de casa (esto es, si no estás malo como un chucho) tampoco es mala excusa para salir a tomar un poco el aire. El resultado podría bien merecer el esfuerzo 😉

  • Roscón de Reyes / Spanish King Cake

Como con los libros y los autores, también te encontrarás con el problema de la elección: recetas y autores. Aquí no puedo recomendar mucho porque conozco muy poco, pero mi media naranja tiene los enlaces a 200 recetas bien organizados. Cuando quiere, se organiza muy bien 😛

Aunque ella sólo tiene apuntada una receta, yo no puedo dejar de recomendar webos fritos, autores de la receta del roscón de reyes. Tampoco te pierdas el pollo al chilindrón de Rafa 😉

Fotografía

Casi cualquiera tiene un par de miles de fotos con las que hacer experimentos, lo difícil es tener un poco claro qué clase de experimentos te harán pasar un rato agradable. Personalmente no soy muy amigo de pasar tiempo modificando fotos, prefiero hacerlas, pero cuando me quedo atrapado en casa con la gripe hay unas pocas técnicas con las que me gusta jugar.

Falsas miniaturas

Falsificar miniaturas consiste en difuminar una foto de forma que parezca una miniatura. Esto se puede hacer con objetivos especiales muy caros (Till/Shift), o con software (p.ej. con The Gimp), lo que se denomina Faux Till Shift (Falso Till Shift). Falso, pero gratis y efectivo 😉

Roger Lim tiene muy buenos Till Shift de verdad en su álbum Tilt Shift & Freelensing.

Panorámicas

Desde que se popularizaron el formato DX y los super-zoom, se ha vuelto difícil conseguir un objetivo gran-angular de calidad a buen precio. Si sólo lo quieres para paisajes, a lo mejor no necesitas gastar dinero en un objetivo, ya que con un poco de cuidado y un programa como Hugin puedes conseguir panorámicas estupendas con un objetivo normal (35 o 50mm) y un poco de pacienca. Esta panorámica en las Blue Mountains de Australia está compuesta de 13 fotos tomadas con un teleobjetivo 70-300mm y sin trípode, pero con mucho cuidado 😉

Blue Mountains
Comida

Intenta fotografiar comida y que se vea apetecible en la foto, no es tan fácil como parece 😉

Poner orden

Probablemente no te parezca una forma placentera de matar el aburrimiento, no suele serlo, pero a mí me encanta el resultado y eso, cuando el aburrimiento aprieta, es una buena motivación 🙂

Lo bueno de poner orden (el resultado) es que tardo menos en encontrar las cosas, porque sé dónde están o al menos dónde deberían estar. Es el mismo problema universal con todas las cosas que se acumulan: o las guardas ordenadamente o luego tardas más de lo necesario para encontrarlas. Ciertas cosas se buscan más que se guardan (ejemplo extremo: entradas de un diccionario) y por ello conviene tenerlas bien ordenadas.

Comida

Es increíble cómo se las apañan la despensa y la nevera para secuestrar ciertos ingredientes hacia el fondo de sus profundidades. En casos extremos, ordenar la despensa o la nevera puede ser una experiencia un poco triste: tirar comida a la basura es horrible, pero no peor que pasar la noche en el hospital o en el trono, así que hay que poner orden de vez en cuando. Míralo por el lado positivo: puede que re-descubras algo que guardabas para una ocasión especial y ésta podría ser esa ocasión.

Además, ordenar la comis puede llevarte fácilmente a hacer experimentos, ¡una cosa lleva a la otra!

Papeles

En realidad esto no lo hice por aburrimiento, sino a raíz de la declaración de impuestos de 2009. Los suizos son muy exigentes al respecto, piden tantos papeles que muchos no sabía ni dónde los tenía y me volví loco buscándolos. De hecho, a los suizos parece gustarles mucho el papeleo, porque me tienen como una cabra jarta papeles todo el año con su constante burocracia.

Si te resulta difícil encontrar esos papeles importantes cuando los necesitas, tal vez te interese invertir un poco de aburrimiento en organizarlos mejor. En mi caso tuve la suerte de poder preguntarle a alguien que ha visto cómo se organizan los papeles en muchas, muchas empresas, grandes y pequeñas: con fundas de plástico en archivadores de anillas. Muy profesional, pero jamás se me habría ocurrido, ¡menos mal que se me ocurrió preguntar! 😀

  • fundas

El truco está en que estas fundas de plástico son muy finas, baratas y albergan pocos folios, de modo que son más eficientes para manipular documentos de pocas páginas (cartas, facturas, etc.). Los archivadores de anillas son cómodos y robustos, permiten sacar y meter varias fundas a la vez, haciendo que reorganizar las fundas sea fácil y rápido. Lo único que no me gusta es que las fundas son muy resbaladizas, pero con este sistema ya no pierdo los papeles 🙂

Fotos

Una vez más, insisto: tener un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio no es tan difícil ni requiere tanto tiempo como parece. Ya tengo ordenadas mis 20,325 fotos y las 4,722 de mi media naranja 😉

Una vez ordenadas en el disco duro, ha sido coser y cantar ordenarlas también en Flickr.

En mi cuenta principal en Flickr (miguev), donde subo sólo las que en su momento me parecen las mejores, a modo de photoblog, ya están todas ordenadas:

En mi cuenta secundaria (private-miguev) donde tengo aspiro a tener todas mis fotos —aunque aún tengo que reprocesar (y volver a subir) el 68% de mi colección— ya están todas bien organizadas:

Ficheros

A lo mejor no te intersa tener las fotos bien organizadas, pero si miras en tus discos duros seguro que encuentras mucho que ordenar: música, películas, series, documentos, etc. Ojalá supiera cómo organizar bien todo eso, la solución al problema de organizar estos ficheros suele depender de su contenido (no es lo mismo organizar música que películas). Cuando estas cosas viven fuera de tus discos duros (libros en papel, música en CDs, películas en DVDs) es más fácil y apremiante ordenarlas, pero también eso puede servir para matar el aburrimiento si no lo has hecho antes 😉

Herramientas

Como muchas otras cosas, es conveniente (más cómodo) mantener las herramientas (para diversos valores de herramienta) bien organizadas, para no perder el tiempo buscándolas cuando se necesita el tiempo para hacer algo con ellas.

En mi caso, dado que las herramientas de bricolaje las tendo bien organizadas desde hace años, me ha dado por mejorar la organización de mis herramientas fotográficas: cámaras, objetivos, flashes, etc.

Hasta hace un par de años, no tenía más que una compacta, un cuerpo SLR (Nikon FM-2n) y cuatro objetivos (28mm, 50mm, 35-105mm y 135mm) en servicio, los anteriores (Chinon MA-8 y Olympus OM-1) estaban casi jubilados, por lo que no necesitaba mucho espacio para mantenerlos en orden. Incluso cuando vivía en Irlanda me apañaba con una gaveta pequeña, más pequeña que en Tenerife porque dejé atrás, jubilado, la mayoría de mi equipo:

  • Casita
  • Photography gear

Desde que me lo puedo permitir (verano de 2008) he invertido más fuertemente en lo que nunca pude invertir antes: objetivos (que son, casi todos, para toda la vida), accesorios para iluminación y finalmente un cuerpo DSLR en formato FX. Vale, ya crecimos, y ahora, ¿dónde nos metemos?

Ahora que por fin tengo una cajonera decente (como esta, pero más pequeña) puedo plantearme organizar bien todas estas herramientas, en lugar de hacinarlas y confiar en que no se moverán porque no pueden. Como anticipé hace un par de semanas, para encajar todo en estas gavetas he optado por rajar un colchón de cuna barato. Aún no he terminado, pero creo que voy por buen camino 🙂

  • Custom foam insert

Escribir

Compartir es bueno. Esto es algo que no soy capaz de hacer con hastío, bastante me cuesta cuando tengo ganas, pero definitivamente es una buena forma de matar el aburrimiento. Sobre todo si escribir implica leer varias fuentes, recopilar enlaces, preparar fotos, etc. Es muy entretenido, pero gratificante, al menos para mi memoria de pez cuando han pasado un par de años y me re-descubro a mí mismo 😀