Ya llegaron los Reyes Magos, ¿qué te han dejado? 😉

En unos días empezarán las Rebajas, aunque sinceramente lo que se tiene en España por rebajas de enero me parece un poco de risa, a veces parece que devuelven los productos a sus precios normales… a menos que se puedan vender como regalos para San Valentín. Si vives en un país donde no se practica la tradición de los Reyes Magos, puede que ya estén de rebajas desde hace días 😀

En cualquier caso, la mejor utilidad de las rebajas podría ser darle uso a los billetes que te hayan podido caer como regalo de Reyes (¿a que es original? :P). Por el contrario, el mejor uso para esos billetes, sobre todo con el panorama actual, sería ahorrarlos. Pero si por lo que sea te pica algo de dinero en la mano, me gustaría compartir un par de recomendaciones.

Para los viajes

Si viajas mucho por trabajo o porque vives lejos de tu familia y amigos (y aún les visitas :P) estarás hasta las narices de los estrictos controles en el peso del equipaje. Sobre todo cuando te la juegan traicioneramente como acaba de hacer Iberia pasando a cobrar €60 por pasarte un mísero kilo: Desde los 24Kg y hasta un máximo de 32Kg se aplicará un cargo de sobrepeso de 60€ por pieza. Hace tiempo que no pago sobrepeso (ahora verás por qué) pero hasta marzo las reglas eran que la tarifa de exceso de equipaje será por tramos de 5 kg a 5€ por kg. Quedan avisados, siempre revisar estas condiciones antes de ir al aeropuerto, y a partir de ahora si te vas a pasar de peso ¡pásate a lo grande y traeme un jamón! 😀

Si vuelas con Ryanair o tienes por delante un viaje con condiciones como las de Singapore Air, es posible que con un único vuelo ya amortices el primer cacharro que recomiendo para los viajes: una báscula de mano para pesar equipajes. Después del viaje a Síndey —¡ojalá la hubiera comprado antes!— me hice con una Lewis N. Clark Balanzza y desde entonces el contrabandismo de ibéricos rinde mucho más. Worth every penny, como dicen los americanos, aunque paguen en dólares 😀

  • Lewis N. Clark Balanzza

Para comprarla desde Europa, echa un vistazo en eBay buscando por balanzza digital luggage y con suerte la encontrarás en Reino Unido, si bien un poco más cara —pero compensa. Acabo de ver una Balanzza Ergo a precio razonable casi igual que la mía.

Lo que no pudimos dejar de comprar antes de ir a Sídney fue una maleta Samsonite Cosmolite Spinner 74cm, que sólo pesa 3.4 Kg. con una capacidad de 88 L. Lo único malo que tiene es que es cara (€360, mucho menos de lo que nos costó por culpa de las prisas) pero todo lo demás compensa. La recomiendo a cualquiera que se la pueda comprar, el vídeo no es broma:

Tampoco tiene desperdicio ver cómo le pasan un camión por encima 😀

Para la casa

Las necesidades cambian mucho de un hogar a otro, así que mis recomendaciones estarán condicionadas a su razón de ser. Si la condición no te aplica, puedes saltarte la recomendación 😉

Si sueles hacer la compra a pie (p.ej. no tienes coche o el supermercado está tan cerca que tardas más en coche que andando) y te cuesta tirar de la compra cuando pesa mucho, te recomiendo el carro para compra GO UP de Playmarket —mucho más barato en BricoWork que en mi barrio 😉

  • Carro compra GO UP Playmarket

Este carro de combate para la compra está a la altura del cochazo para la nena (ver más abajo).

En los 80, el supermercado Cervantes de mi barrio te llevaba la compra a casa, gratis, el mismo día por la tarde. Desde que Spar lo compró hace años, la oferta (regular, no excepcional) más barata que he visto para que un supermercado te lleve la compra a casa es la de Mercadona por €7,21. Aunque está muy bien para compras grandes (así lo hacía con Tesco en Dublín), cuando quieres hacer una compra no tan grande es un poco caro de más. Imaginando que te combraran sólo €2 por traerte a casa la compra que te cabe en este carro, en un año lo amortizas. También, si tienes que subir las pendientes que tengo en mi barrio ahora, lo amortizas ahorrándote 2 ó 3 tratamientos de fisioterapia o similar 😀

Si el congelador de tu nevera se te queda corto y tienes espacio en la cocina (o donde sea, con una toma de corriente eléctrica cerca) lo que más te recomendaría para la cocina es un congelador de arcón. Hay bastante variedad para elegir, mi voto va para el Whirlpool AFG 050:

  • Whirlpool AFG 050

La nevera de nuestro piso tiene un congelador ridículo, no cabe ni una pizza de 28 cm. y es la más pequeña, por lo que este congelador de arcón ha resultado ser la mejor compra del año para la casa 🙂

Si te gusta cocinar, especialmente recetas en las que hay que amasar, tal vez te interese el maquinón para ayudar en la cocina: Kitchen Aid Artisan KSM150. Pero ojo, asegúrate de pillar el model Artisan (KSM150) ya que el modelo básico no tiene la misma fuerza.

  • Kitchen Aid Artisan KSM150

Lo peor de este maquinón es que, además de caro, su precio puede variar muchísimo dependiendo de dónde lo mires ¡y del color! En Suiza conseguimos uno en blanco (el color más barato) en la tienda más barata por algo más de SFr. 600, pero había tiendas donde el precio llegaba al doble y en la mayoría de tiendas rozaba los SFr. 1000. Si te vas a casar, aprovecha y ponlo en tu lista de boda 😛

Debería advertir de algo tal vez peor: este maquinón puede destrozarte las manos. No es ninguna broma, con la fuerza y la velocidad que tiene, meter una cuchara en el bol cuando está en marcha te puede costar un par de dedos y uno ojo de la cara. En el manual de uso llegan a mencionar peligro de muerte, tampoco creo que sea broma:

  • Kitchen Aid Artisan KSM150 Danger

Pero compensa, este maquinón (claramente no es un juguete) es una gran ayuda en la cocina, sobretodo para hacer masas (p.ej. pizza y pasta sin trigo) y helado 🙂

Si lo que más te gusta de comer pasta es el buen queso rallado para rallar, tengo una recomendación más asequible que las anteriores: un simple molino de rallar. No sólo es más cómodo para rallar el queso en el momento, sino que además la ralladura es más fina y aireada (fluffy). Esto lo descubrí en un restaurante en Berna, me gustó tanto que me compré el primero que encontré, uno barato de plástico en el supermercado, pero creo que habría hecho mejor comprando uno metálico como este:

  • Molino para rallar

Si te gusta el queso rallado (a mí me pierde) te recomiendo de todo corazón el Pecorino (p.ej. Pecorino romano), pero no es barato ni fácil de encontrar, por lo que el Grana Padano es una buena alternativa.

Para futuras mamás (y papás)

Aunque a menudo se refieren a estos artículos como para futuras mamás, los mejores que hemos pillado hasta ahora son estupendos también para papás 😉

Un regalo para toda la vida, Guía de la lactancia materna escrita por un señor que no intenta ocultar, ni por un minuto, que nunca ha dado el pecho. El que sabe hacer una cosa la hace, y el que no, escribe libros. No intentaré ocultar que no me he leído el libro 😛

  • Un regalo para toda la vida

Carlota, que tuvo su segunda niña hace poco más de un año, confirmó que el libro era una buena lectura: ese libro me habría ahorrado muchos problemas con la primera, los que no tuve con la segunda (cita aproximada por mi memoria de pez).

Nunca pensé que podría gustarme tanto —¡a mí! :D— pero estoy enamorado del Cojín de lactancia. En cuanto las chicas dejen de usarlo ¡es mío, todo mío y sólo mío! 😀

  • Cojín de lactancia

Obviamente, yo no lo quiero para dar el pecho, sino para dormir de lado. Es muy cómodo 🙂

Pero la mayor ¡y mejor! de todas las compras del año, sin duda, ha sido el cochazo para la nena:

  • Bugaboo Cameleon

Aunque no sea el momento apropiado, si aún no es tarde, recuerda la recomendación para el futuro 😉

Para las fotos

Tratándose de mí, me extrañaría que no te estuviera extrañando que no sacara el tema 😉

Tal vez la recomendación más útil para la mayoría sería una cámara, sobre todo si aún la estás deseando porque los Reyes Magos no se han portado tan bien como esperabas 😛

Recomendar una cámara es algo muy personal, cuando alguien me pregunta directamente lo primero que hago es responder a la gallega: depende, ¿para qué la quieres?. Sin embargo, esta pequeña me ha sorprendido gratamente y me parece recomendable: Panasonic Lumix DMC-LX3. Lovely 🙂

  • Panasonic Lumix DMC-LX3

Esta cámara está descotinuada, si la encuentras debería estar bastante rebajada, de lo contrario hay tres alternativas muy buenas: Panasonic Lumix DMC-LX5, Samsung EX1 y Olympus XZ-1. Son las mejores del momento, pero no las conozco, así que si quieres una ya puedes ponerte a leer reseñas 😉

Naturalmente, estoy encantado con mi regalo de Reyes, la Nikon D700 😛

Podría escribir demasiado sobre otros cacharros recomendables para fotografía, pero la mayoría son poco útiles si no se saben manejar y tampoco me considero cualificado para enseñar a manejarlos. Lo que sí me atrevo a recomendar son un par de libros:

Es una lástima que no estén traducidos al castellano. Los enlaces apuntan a BookDepository porque tienen muy buenos precios y envían gratis a gran parte del planeta.

¿Y tú qué? ¿Cuáles han sido tus mejores (o peores) compras del año?