Esta receta me llega de la mano de un amigo fisioterapeuta con buenas manos, recomendada para tratar unos dolores de espalda un poco antipáticos: mi intolerancia a colchones duros. También parece ideal para aliviar los músculos cansados y sobrecargados tras una larga travesía a pie, como aquellos 25 Km. por la nieve, de ahí el nombre.

Advertencia: esta receta no debe realizarse en solitario, se aconseja la supervisión de compañía adulta. Caminantes con tendencia a tensión arterial baja podrían experimentar mareos o incluso perder el conocimiento.

Sigue leyendo …