Por un cúmulo de casualidades y causalidades, nuestro contrato de alquiler en Sussex Mews terminaba ayer. Enero es mala época para encontrar casa en Dublín, los irlandeses (aplastante mayoría de los agentes de alquileres) desaparecen por Navidad desde antes de Noche Vieja hasta bien entrado enero, el nuestro de ahora no vuelve hasta el 21 de enero. El año pasado lo pasamos mal buscando casa y nos quedamos con ésta porque nos gustó (más que las demás) y ya estábamos un poco hartos de buscar, así que aquí nos quedamos:

  • Sussex Mews
  • El apartamento es la mitad derecha del piso superior.

Sabiendo que no encontraríamos casa a tiempo si lo dejábamos para despues de volver de las vacaciones de Navidad, empezamos a buscar en noviembre y conseguimos una en diciembre, mejor que la que teníamos y casi por el mismo precio. La diferencia de precio ha quedado en nada al alquilarle la plaza de garaje a un compañero de la oficina. Como bien dijo un amigo, hemos ganado en vistas:

  • La Mansión
  • Las Vistas
  • Edificio por delante y vistas desde la parte de atrás.

Además también tengo ahora nuevos vecinos con los que jugar. Las fotos del interior tardarán más porque aún tenemos la casa llena de cajas llenas por vaciar, lo único que he conseguido meter en vereda ha sido la cocina. No nos queda nada :-D