Como veo que la foto que más ha gustado hasta ahora es la del placer retorcido, vamos a seguir hablando de cosas retorcidas ;-)

Hace bastantes años me contaron esta historia: persona estadounidense intenta abrir con las manos desnudas –sin saca-chapa– una botella de cristal con tapón de chapa. Como ni siquiera tenía un folio, naturalmente se hiere haciéndose un corte considerable en la mano. Entonces, como es lógico, denuncia a la embotelladora por no advertir del peligro oculto en estas botellas. Naturalmente, gana el juicio y obtiene una jugosa indemnización. Naturalmente, las embotelladoras aprendieron la lección y ahora –supongo que desde hace mucho tiempo– estas botellas se pueden abrir con las manos:

  • twistoff.jpg

Sí, han leído bien: Ginseng Cola. Y van dos esta mañana (bueno, ayer por la mañana para los que estén en Europa) para sacudirme el sueño. Es una lástima que sean tan celosos en cuanto a exportar tecnología, otro gallo nos cantaría en España/Europa si las botellas fueran así.