No he publicado nada por aquí en más de una semana porque lo he estado haciendo en Flickr a cuenta del fin de semana tan bueno que tuve. No este último, que ha sido incluso mejor, sino el anterior.

De todo el cargamento de comida que juntamos en mi warming party, lo último que cayó –tras haberse conservado perfectamente durante dos semanas– fue el Tabbouleh que trajo Cornflakegirl. Su receta original está muy buena, pero me he tomado la libertad de hacer unas variaciones para evitar repetirlo, porque eso de aliñarla con vinagre y zumo de limón… está bueno, pero tal como es mi estómago no podía dejar de pensar en el bicarbonato :-D

Y por si fuera poco lo buena que está y lo bien se conserva, ¡es fácil!

Los ingredientes necesarios son, precisamente:

  • 200 g. de couscous Tesco
  • 250 ml. de agua
  • 14 g. de aceite de oliva Tesco (una cucarachita cucharadita)
  • 140 g. de lechuga iceberg Tesco
  • 130 g. de aceitunas negras La Española
  • 100 g. de frutos secos variados Tesco (country mix)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • algo de aceite de oliva virgen extra Don Carlos
  • algo más aceite de oliva Tesco
  • un diferencial inexacto (o varios) de sal
  • un trozo del pedazo de cacho de queso robado a mi vecino francés, que se lo trajo de su pueblo natal

Hay que tener extremo cuidado con la proporción entre el Couscous y el agua, conviene utilizar una báscula de precisión atómica para medir las cantidades o, mejor aún, una báscula de IKEA.

  • Making of Tabulé
  • Making of Tabulé

Que ganas tengo de que abran un IKEA en Irlanda de una bendita vez.

En un cacharro mediano poner a hervir el agua con la sal y el aceite. Cuando rompa a hervir añadir el couscous y revolverlo con cuchara de palo, cubrirlo y retirarlo del fuego. Dejarlo en reposo durante 180.00 segundos o hasta que el agua esté casi absorbida.

  • Making of Tabulé

El couscous es un poco pelma, así que antes de continuar hay que desapelmazarlo con un tenedor.

Making of TabuléCortar la lechuga al gusto, el queso y los pimientos en dados y añadirlo todo junto con los frutos secos y las aceitunas al couscous en una fuente amplia para poderlo mezclar dentro de la fuente. Aliñar finalmente al gusto. Yo prefiero aceite de oliva virgen extra. Estómagos con escudos antiácidos al máximo pueden aliñarlo con limón y vinagre, queda muy bueno y se conserva de maravilla.

  • Tabulé

El resultado es una especie de ensalada con couscous muy resuelta.