… lo que se dice ibérico, pues no sé hasta que punto, pero al menos lo han intentado.

  • image0023r.jpg
  • image0022r.jpg

Así me encontré la cantina al bajar a comer hoy, con una banda sonora supuestamente flamenca y banderines españoles por todas partes. Quería hacerme con la bandera grandota para colgarla del techo sobre nuestros escritorios (para nadie tenga que preguntar dónde está mi equipo) pero no pude despegarme del teléfono. Tal vez mañana.

Pero a todo esto hoy no comí nada español, había sólo una selección de tapas que apenas pude ver un segundo antes de saltarme las lágrimas, a pesar de mi infinitesimal cultura de tapas e embutidos. Del jamón recién cortado no me quiero ni acordar. Bueno, pues había también una especie de pizza de Andorra (que me llevé para cenar en mi escritorio, porque hoy salía a las 18:30), un plato totalmente británico para representar a Gibraltar y algo francés que no me explico qué pintaba allí.

Para almozar tomé el plato portugués, pues un compañero portugués lo eligió también y decidí que si él lo elegía no podía estar mal. Estaba bueno, una sardina frita con algo de calamares y langostinos, un poco de arroz amarillo (saffron rice) y algo de hierba ensaladil.

  • image0024c.jpg

Este plato me ha costado unos €11 y era el más caro de todos. En esta cantina suelo gastarme entre €4 y €8 diarios en comida, normalmente rondando los €6. Teniendo en cuenta que un plato que aquí me cuesta €4.28 en el centro de Dublín podría costarme €15 ó €20… no quiero pensar lo que podría haberme un almuerzo como el de hoy si hubiera comido en la calle. Realmente sale barato comer cuando trabajas en una empresa grande lejos de la ciudad, tienes una cantina subvencionada y ahorra muchísimo en comparación con trabajar en el centro de Dublín y comer en la calle.