Esta cita de Matrix Reloaded será plenamente comprendida por una o dos:

Hay cosas en este mundo, capitana Niobe, que nunca cambian.
Otras, en cambio, sí que cambian.

Esta foto será comprendida por muchos, pero añorada por unas pocas –la primera, una que aprendió a soldar con 12 añitos:

  • Me at work

Al final el primer regalo que me han dejado los Reyes Magos este año ha sido una estación de soldadura. Me había hecho la idea de que tendría que traerme la JBC SL-2300 que aún vive en La Colmena pero ayer –sí, ayer domingo– pasé por Maplin, la tienda de electrónica de Dublín, para curiosar los soldadores a pilas y me encontré con esta monada por sólo €43 –la estación JBC me costó unos €180 hace un par de años. A pesar del precio no parece que sea tan de juguete como sospechaba, tiene una buena punta.

Este regalito ha tenido dos implicaciones muy importantes. La segunda es que Sham ya no tiene el problema de alimentación que tenía, gracias también a esta estupenda guía ilustrada para destripar a Sham.

La primera salta a la vista en la foto: ¡vuelvo a ser yo! :-)

Llevo casi una hora usando el portátil recién reparado conectado a la corriente y sin batería, lo cual hace unas pocas horas era simplemente imposible. De hecho era casi imposible usarlo conectado a la corriente con batería.

Dice una de las Leyes de Murphy que cuando terminas de reensamblar un aparato siempre sobra un tornillo. Pues me han sobrado dos tornillos :-D

Si le parece bien, procedemos a cerrar la incidencia.

Perdón, deformación profesional ;-)