Bueno, más vale tarde que nunca. Este año por Navidad me ha tocado pasar el día solo en casa y mayoritariamente en la cama. Aunque tengo muy buenas provisiones de turrones y… turrones, porque los polvorones se me acaban :-D no me he pasado el día comiendo chucherías como solía hacer por estas fechas.

Estos últimos días y sobretodo ayer me los he pasado preparando el regalito para hoy, que ha sido tan entretenido de preparar que apenas terminé de prepararlo hace un rato. También me ha llevado un rato desempaquetarlo y dejarlo presentable. Ha valido la pena.

Espero que les guste el regalito de hoy y que muchos ojos lo disfruten.

Este también es un regalo para mí porque constituye la culminación de un pequeño proyecto personal: construir para el blog un diseño de mi propia cosecha, escrito íntegramente por mí de principio a fin, empezando con un folio en blanco y un lápiz —este verano en Inglaterra cuando nos quedamos sin acceso a Internet.

Más adelante explicaré las partes que me parezcan interesantes del diseño. Algunas ideas están tomadas de otros blogs, pero bajo la estricta condición de teclearlo absolutamente todo por mí mismo —para forzarme a leerlo.

Pero hasta los títulos de crédito se van a quedar para otro día, que mañana trabajo y me voy a dormir ya. Además, el tío gordo de rojo podría estar al caer… glingleglingleglingleHo. Ho. Ho.