smallgods.jpgHoy terminé de leer Dioses Menores (Small Gods), la novela #13 del Mundodisco, de Terry Pratchett).

Aunque no es excepcionalmente buena –sobretodo si la comparamos con otras del Mundodisco– es una lectura que recomiendo a cualquiera que quiera leer algo del Mundodisco, independientemente de cuántas o cuáles novelas del Mundodisco haya leído anteriormente.

En la guía de orden de lectura del Mundodisco se enlaza débilmente –por decirlo de alguna manera– con Pirómides, Carpe Jugulum y Thief of Time, de las cuales sólo he leído el primer tercio de Thief of Time y no recuerdo gran cosa. Por tanto, me atrevo a decir que no se necesita leer ninguna novela del Mundodisco para leer Dioses Menores, sino que más bien hay referencias ligeras (nada de suma importancia) a Dioses Menores en otras novelas del Mundodisco.

Por otra parte, encuentro esta novela un poco… iba a decir naif pero me parece que no es el término adecuado. Vamos a dejarlo en que se nota que el estilo de Pratchett no estaba totalmente forjado cuando escribió esta novela, al menos en comparación con Feet of Clay y Thief of Time. A medida que avanzas por la serie del Mundodisco los gags (quedaditas) van subiendo de nivel, de modo que hay menos pero son mejores. En Dioses Menores se nota el viejo estilo –como lo llamo yo porque me da la gana– y más se nota después de haber leído novelas bastante posteriores.

Conclusión: si sólo has leído a Pratchett en español (y por tanto no has pasado de Mascarada) te vendría bien leer Dioses Menores, es amena y suave de leer. Si ya has leído novelas muy posteriores –probablemente en Inglés– es un descanso agradable volver atrás y despacharse esta.

No tengo muy claro cuál sería mi personaje favorito, probablemente Lu-Tzé por la forma de ser tanto aparentando ser tan poco. Sin embargo, la idea que tengo de él proviene más de Thief of Time, donde… no, no voy a ser spoiler, mi ejemplar del libro está a disposición de quien quiera leerlo.

Lo malo de ser un dios es que no tienes a quién rezar.