No hay nada peor como estar enfermo para perder el tiempo delante del teclado, procrastinando todo con la excusa perfecta para no salir a la calle ni hacer nada productivo ūüėõ

Esta vez le ha tocado al blog ser el centro de atención de mi procrastinación, como puede que ya hayan apreciado. Ayer me pasé el día entero experimentando con los plugins de WordPress y hoy he rescatado algunos trastos viejos, bastante viejos: las crónicas de hace dos años, sacadas de un viejo PhpWiki que tenía en Matemáticas.

Naturalmente, he leído esos archivos e inevitablemente e eliminado algunas referencias que quedaban completamente fuera de lugar. Sin embargo, he procurado respetar al máximo las burradas que escribí hace dos años, no crean que no me ha costado.

Leyendo los archivos de Septiembre de 2003 he quedado alucinado. No comprendo como pude sobrevivir a aquello ūüėē