Archivos del mes de abril de 2005.

Hace un año…

Publicado por Miguel Ángel a las 16:23

Filed under: Personal.

 

Hace un año me encontraba rodeado por una niebla que no me permitía ver con claridad. Creía que seguía un rumbo perfectamente definido, pero sólo era una mentira piadosa para seguir avanzando a marchas forzadas.

A través de la fría penumbra avanzaba enérgicamente, en solitario. Sin parar por nada, sin esperar por nadie, dejando atrás las costumbres sanas y desatendiendo a mis mejores amigos, no sin echarles de menos.

Sigue leyendo …

Hogar, dulce hogar

Publicado por Miguel Ángel a las 23:04

Filed under: General.

 

Volver a casa y encontrar a la familia despierta, algo excepcional. No debería, pero así es la vida a veces. Cenar ricas verduras. Pasar un rato maravilloso escuchando a mi hermana con la guitarra y el violín. No hay mayor placer que sentir el amor y la armonía en el aire… hogar, dulce hogar.

Sin embargo, Yaya Ceravieja tiene razón: si una cosa sube otra tendrá que bajar. Esto viene a cuenta de las manchas de sangre que encontré al subir por las escaleras del edificio donde vivo. Un vecino cayó desde el noveno por el hueco de la escaleras y aterrizó entre el cuarto y el tercero, tras arrancar un trozo del techo por el camino. Lo increíble es que sobrevivió y no parecía haberse roto nada, sólo cortes y moratones.

Al par de minutos hablaba y se movía, gracias a lo cual no se ahogó en su charco de sangre. Tres hurras por las dos ambulancias que vinieron pasado un cuarto de hora.

FUMAR PUEDE MATAR

Publicado por Miguel Ángel a las 14:45

Filed under: Tonterías.

 

Pues eso, se puede decir más alto pero no más claro.

FUMAR PUEDE MATAR

42

Publicado por Miguel Ángel a las 15:30

Filed under: Cocina and General.

 

Sushi42 es la respuesta al universo, la vida y todo.

También es, ya que estamos, el número de piezas de sushi que he preparado hoy para comer… y para cenar, y para desayunar mañana 😀

Llevaba meses queriendo hacerlo, el arroz y las algas me empezaban a quitar el sueño de tanto tiempo quejándose de que no les hacía caso (muchas prácticas, mucho que estudiar, etc.)

Hoy por fin he pasado Las Horas encerrado en la cocina y este es el resultado… a ver lo que dura. Es increíble, a veces frustrante, lo efímero del arte culinario. Lo curioso es que cuanto más cuesta hacer la comida… ¡menos dura!